Cerramiento de techo

Las características de los cerramientos de techo y las de los materiales utilizados para su instalación permiten múltiples tipos de cerramientos, adaptando siempre la instalación a la necesidad del cliente y el espacio que quiere cerrar:

Acristalamiento de balcones: Este cerramiento tiene la ventaja de conseguir una ampliación de la vivienda para su uso durante todo el año. El aislamiento del suelo del balcón es imprescindible para conseguir el aislamiento térmico del cerramiento.

Acristalamiento de techos: Los lucernarios y claraboyas permiten la entrada de luz natural en las habitaciones, buhardillas y salas inferiores, mejorando la calidad de habitabilidad de estos espacios. Los delgados perfiles permiten grandes fachadas de vidrio para espacios pequeños.

Cubiertas: sLa instalación de cubiertas supone una pequeña inversión con la que se obtiene una gran efectividad. Protegen contra viento, intemperie y el descenso de temperatura durante la noche. Se utilizan para crear cobertizos en porches, techos acristalados de terrazas y balcones, o como zonas cubiertas situadas en el exterior; siempre a medida, adaptándose a las necesidades del cliente.